RSS

Capítulo II

13 Abr

–Demonios, ahora tendré que esperar a que amanezca; mas vale que tengan habitaciones disponibles -decia con voz nerviosa mirando a la resepción

Al entrar de nuevo en la resepción, brincó sobre el mostrador. Mientras buscaba entre los cajones, tomó la única llave que había, tomó el pedazo de papel que había debajo y los guardó en su bolsillo. Comenzó a buscar entre los papeles y demás objetos del mostrador algo que le sirviera para alumbrar el camino; lo único que encontró fué una vela ancha de grueso pabilo. La tomó y con su encendedor le dió fuego. Era una luz tenue pero frecuente. Sacó la llave de su bolsillo, miró la etiqueta que decía 45

–Así que la 45 está desocupada he?

–Como puede ser que me haya desmayado por tanto tiempo -decía recordando la repentina obscuridad de hacia unos momentos

Tomó un respiro para tranquilizarse y pensar mejor las cosas, miró al rededor examinando por donde ir, que desición tomar. Después de un tiempo, tomo dirección a la derecha del mostrador y siguió por el pasillo.

–Este debe ser el camino -pensaba nerviosamente

Siguió hasta donde se notaba un pequeño anuncio que decía “E_k-eras” en un letrero de neón bastante mal cuidado.

–No puedo creer que tan descuidado está este lugar- decía mientras caminaba- ni han puesto atención a la ortografía de sus anuncios

Abrió la puerta y paso a través mientras ésta crujia como anunciando su vejez y deterioro, pasó debajo del anuncio y miró una escalera frente a el… era el mismo panorama, la escalera estaba derruida y agrietada, no había forma de subir. De pronto, por los pasillos superiores se escuchó el correr de pasos presurosos que se alejaban.

–¡Hey tu! ¿hay alguna forma de subir?- gritó hacia arriba en las escaleras

A pesar de sus gritos, nadie respondió a su pregunta, miró a su alrededor y pudo observar un conjunto de cajas de madera y cartón y algunos muebles rotos.

–Esto se está poniendo ridiculo- decia mientras apilaba cajas y partes de sillas sin respaldo- rayos, están mojadas, espero que me sostengan

Por fín logró subir haciendo equilibrio, esforzandoce por no caer y sosteniendose de lo que quedaba de la escalera y cuando por fín estaba arriba, la pila de cajas y objetos que encontró se colapsó. Al mirar al piso se dió cuenta de que había tirado su celular dentro de una caja.

–Rayos – decia con voz molesta- ahora ¿como lo recuperaré?. Será mejor que luego regrese por él

Tomo su camino y entró por la puerta al segundo piso crujiente como la anterior. A lo lejos pudo observar una sombra de una niña, su silueta iluminada con la luz de la habitación contigua solo esbozaba una sonriza perverza, la sombra lo observó por un momento y luego desapareció corriendo dentro de la habitación.

–¡Oye, espera!- gritó a la sombra- !niña¡

Comenzó a caminar por el pasillo tan solo iluminado por la ténue luz de la vela.

*-..Tu arrogancia te consumirá..-*-..

Fué lo único susurro que escuchó, más ténue que el batir de las alas de una mosca pero aún asi presente en su nuca.

Los cabellos de su piel se erizaron, su corazón se aceleró, su voz se entrecortaba y sus manos sudaban frio; un escalofío le recorrió la espalda y volteó retrosediendo… pero nada. Nerviosó miró a todos lados y descubrió una puerta diferente, si estaba descuidada pero no en tan mal estado como el motel… se acercó a la puerta y miró el grabado en su corteza “Arrogancia”… alguien había escrito esto con alguna navaja o algo punzante…

**********************************Continuará😛

 
Deja un comentario

Publicado por en 13 abril 2007 en Drohan

 

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: